36 – Musicalización

La musicalización es un fuerte medio de expresión dentro de la banda sonora, añadiendo el “clima emocional” en los diversos momentos de la historia.

La misma se creó con el criterio de conjugar una estética propia de la región norteña del país, con un estilo que podría caracterizarse como “global”. Para explicar mejor, ha de tomarse en cuenta que el consumo del producto no está condicionado a un lugar geográfico en particular (no hay barreras idiomáticas y su exhibición tampoco está limitada a un circuito específico, como de festivales), por ello se propuso que la creación musical no se limite a identificar sólo la región; para tal fin se utilizaron plugins VST, permitiendo simular instrumentos de una orquesta sinfónica (violín 1 y 2, violonchelo, viola, contrabajo, flautas traversas, oboes, cornos y clarinetes ), y en conjunto brindar contexto del lugar geográfico donde ocurre la historia; por ello se utilizó el género musical del huaino, con la implementación de instrumentos andinos (zampoña y bombo huancara).

Junto a los criterios mencionados, conceptos como “aventura” y “entretenimiento” fueron claves para la creación musical. De esta manera se buscó generar diferentes sensaciones durante el transcurso de la historia; dramas acentuados en algunos momentos, acompañamiento divertido en otros. Además, se utilizaron algunos acentos musicales para dar énfasis a determinados sucesos; por ejemplo, el momento donde el personaje es golpeado por la roca.

El proceso de musicalización no fue lineal, sin embargo puede describirse en tres etapas fundamentales:

  • Preproducción (composición): donde se escribió el “esqueleto” o estructura de la composición en partituras, encima de las secuencias animadas.
  • Producción (mezcla): fue la etapa de grabación de los instrumentos con un teclado MIDI, hasta armar cada fragmento musical. En esta parte, se continuó modificando la composición. Se realizó la mezcla, es decir, la ecualización y compresión de cada instrumento, además de hacer los paneos (se ordenaron los instrumentos para que suenen en ambos canales del estéreo, de forma equilibrada). Además se agregaron efectos, como delays y reverberaciones.
  • Post-producción (masterización): tras exportar la pista musical completa, se procedió a realizarle ajustes finales de ecualización, compresión, equilibrio de los elementos sonoros y las últimas optimizaciones para la reproducción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *